Siguenos en:

PREMIACIÓN CONVIVE III

Con la asistencia de más de 300 personas, el pasado 5 de diciembre en el Auditorio del Edificio Mario Laserna de la Universidad de los Andes, se dio lectura al acta de juzgamiento y premiación del concurso convivE III.
Desde el 28 de Noviembre se inicio la preparación del juzgamiento que se llevó a a cabo entre el 1 y el 5 de Diciembre. El jurado conformado por los Arquitectos colombianos Gilma Mosquera, Urbano Ripoll, Edgar Larios y Edwin Tejada y el Arquitecto Mexicano Joel Audefroy resalto la alta calidad de los trabajos presentados y la masiva participación de la universidades participantes, 22 en total.

.


Entre las 55 propuestas recibidas, se otorgaron un primer premio, un segundo premio compartido un tercer premio y cinco menciones.



En el evento se hizo presente el Alcalde de San Marcos, municipio en donde se encuentra localizado el lote sobre el que se trabajo la propuesta urbana. El Alcalde manifestó su interés de desarrollar la propuesta ganadora, convirtiendo este anteproyecto en proyecto y desarrollando los pasos respectivos para lograr su construcción.
Así mismo, el jurado resalto las exploraciones tecnológicas logradas en el diseño de la Vivienda para zonas inundables. El rigor en el diseño, los conceptos tecnológicos y el entendimiento de las circunstancias extremas que sufre esta zona del país, lograron unidades habitacionales de alta calidad.


Los asistentes al evento tuvieron la oportunidad de analizar todas las propuestas, expuestas en la Calle del Saber del Edificio Mario Laserna, así mismo el Arq. Audefroy dio una conferencia sobre vivienda de emergencia, con ejemplos de Asia y Latinoamérica.
Al finalizar la premiación, se ofreció una copa de vino a los asistentes.
A continuación el acta de juzgamiento:


Concurso Nacional Universitario de Hábitat Rural y Urbano para
La Mojana
ACTA DEL JURADO
CONVIVE III


Acta del Jurado
Como miembros del Jurado de Calificación del Tercer Concurso Nacional Universitario debemos destacar el interés y la abundante respuesta que se obtuvo de los participantes y universidades del país. De esta manera se consolida la iniciativa de vincular cada año a estudiantes, docentes y profesionales arquitectos en una discusión constructiva sobre las soluciones a la vivienda de interés social. Consideramos un acierto el haber escogido la región de La Mojana, aquejada de múltiples problemas de pobreza, desempleo, infraestructura deficiente e inundaciones periódicas como objeto de reflexión y estudio.

El tema, todos lo sabemos, es de gran complejidad y requirió la calificación de cerca de 20 aspectos del diseño. Adicionalmente, cada grupo participante debió dar solución a dos tipologías de vivienda – urbana y rural - , no necesariamente coincidentes. Los diseñadores estuvieron enfrentados al difícil problema de innovar en la escasez, de mejorar lo tradicional, de conciliar la fantasía con la rudeza de lo posible. Y todo ello es también, el ejercicio de la arquitectura.

Ver los resultados del concurso nos lleva a pensar que dentro de los equipos universitarios debe fomentarse la participación de otras disciplinas como las de ingeniería ambiental, la biología, la geografía y aún la historia, a fin de lograr el rigor y la profundidad que los problemas ameritan. De esta manera se evitará el creer resuelto un problema con solo enunciarlo, y diseñar la vivienda como una mercancía en lugar de tomarla como resultado de un proceso participativo, tendencias muy generalizadas entre nuestros estudiantes.

Es de anotar que en América Latina y en Colombia en particular, existe una larga tradición de estudios y realizaciones desde mediados del siglo pasado, incluso en diseño participativo y de autoconstrucción. Basta recordar lo hecho por entidades como el ICT, el CINVA y los proyectos de PREVI, Hábitat I y CYTED XIV.

Fue interesante leer los textos solicitados a cada participante sobre el tema: “Calidad del hábitat”, pero observamos que en muchos casos existe un desfase entre los conceptos y su aplicación.

Solo en dos de los proyectos se hace mención tangencial al manejo que los pueblos prehispánicos Zenúes y Mayas dieron al problema de las ciénagas y las inundaciones. Tema de tan rica tradición merecía mayor investigación por ser un determinante físico de gran impacto en la vida de los pobladores de la región.

Una vez más se llama la atención sobre la impropiedad y la pobreza del lenguaje con el que se expresan los futuros arquitectos, así como de las frecuentes faltas de ortografía y de composición gramatical.

El Jurado Calificador desea expresar su reconocimiento a la Revista Escala, a la Sociedad Colombiana de Arquitectos, a la Asociación Colombiana de Facultades de Arquitectura y al Consejo Profesional Nacional de Arquitectura y sus Profesiones Auxiliares por la organización del Concurso Convive III así como a la Universidad Jorge Tadeo Lozano y Universidad de los Andes por facilitar sus instalaciones parta el éxito del mismo.

Los sistemas constructivos y diseños propuestos no permiten siempre procesos de apropiación social de la tecnología. Algunos de ellos requieren mano de obra muy especializada.

La vivienda ha sido considerada como un objeto y una mercancía cuando debía considerar procesos de producción de vivienda, lo que hubiera permitido desarrollar mejor la progresividad de la casa y tener en cuenta los modos de vida, costumbres, formas de habitar y saberes técnicos locales.


PRIMER PREMIO: MBK
Universidad de Los Andes.
Estudiantes: Natalia Martínez, Diego Jaimes, Isabel Suarez, Felipe Fierro, Laura Garcia, Natalia Mora, Andrea Arango.
Arquitecto Responsable: Mauricio Pinilla Acevedo.
Profesores: Fernando de la Carrera, Enrique Ramírez, Mauricio Pinilla.


Propuesta urbana, Gran coherencia entre la propuesta urbana y la propuesta de vivienda urbana y rural. Ha sabido integrar esquemas culturales locales así como zonas comunales de producción agrícola.
Buen equilibrio en la zonificación del terreno.

La buena relación entre zonas de producción, zonas de circulación, de vivienda y equipamiento para proporcionar 47 viviendas por hectárea.

En el desarrollo general es muy cuidadoso el equipamiento urbano, incorpora un mercado para vender los productos.
Propone humedales artificiales para el tratamiento de aguas configurando un eje verde alternativo al eje principal.
Respeta la trama urbana existente y se conecta a ella.

Adopta la tradición urbanística de San Marcos, propone una intervención urbana de tipo lineal que integra a la ciudad el área de expansión.

Incorpora la agricultura urbana, ejes ambientales y ejes de humedales de tratamiento de aguas servidas como elementos de diseño que definen los espacios en las distintas escalas del proyecto, zonal, urbano y de la vivienda.
La agrupación de vivienda se organiza en torno a zonas de producción agrícola, con senderos apropiados que son controlados en forma acertada.

Incorpora sistemas constructivos tradicionales
La vivienda. Urbana. Tiene una buena propuesta de progresividad, tecnología combinada en concreto y madera: cimentación en concreto, muro medianero en mampostería de concreto, estructura y cerramientos en madera.
La vivienda rural sobre pilotes, en madera y cubierta en laminas metálicas, también propone una buena solución de progresividad , deja un espacio libre bajo la plataforma de piso que puede mitigar el riesgo por inundaciones y es utilizado en el tiempo seco.

Sanitario seco, estufa ahorradora de leña (Lorena). Es un diseño que no rompe con los patrones tradicionales de la región.
En ambos logra una arquitectura de calidad y adecuada a las condiciones climáticas y culturales.
Aplica los principios básicos de la arquitectura bioclimática y resuelve acertadamente el sistema de saneamiento con humedales en la vivienda urbana y letrina seca en la rural.

Se recomienda para la ejecución precisar la articulación entre la estructura en madera y la de mampostería.
Aunque la construcción en madera es la más apropiada ambientalmente y reconoce valores tradicionales de la región se recomienda la combinación de materiales pétreos y tecnologías modernas como perfiles en lámina galvanizada y tejas termoacústicas.

SEGUNDO PREMIO COMPARTIDO:
JTU
Universidad Católica Popular del Risaralda.
Estudiantes Arquitectura: Paula Andrea Duque, Hugo Alberto Gallego R., Diana carolina Correa Carmona, Leidy Isabel Zabala Mora.
Estudiantes Diseño Industrial: Carolina Cardona R., Natalia Henao Gómez
Profesor Responsable: Carlos Eduardo Rincon Gonzalez
Profesores: Arq. Patricia Gutiérrez, Arq. Alejandro Carvajal Escobar, Ing. Patricia Morales Ledesma.

La propuesta urbana considera unos ejes ambientales que articulan el proyecto con la ciudad y define etapas de desarrollo (unidades de actuación urbanística). Parece muy densa (54viv/ha) y no integra espacios productivos agrícolas comunales. Los espacios públicos se distribuyen en vías peatonales. Es adecuado a las condiciones ambientales de la región.

La vivienda incorpora elementos de la vivienda tradicional como referencia al patrimonio local, propone un esquema de desarrollo progresivo compacto que permite un uso comercial o productivo, incluso agrícola en el patio. La tecnología de construcción es mixta madera-mampostería con vanos y celosías de madera. Es un sistema constructivo fácilmente apropiable por los habitantes. Aprovecha las aguas lluvias y propone humedales artificiales para el saneamiento básico. Maneja los principios de la arquitectura bioclimática.
La vivienda rural es una propuesta de buena calidad adaptada a la zona de Achí y que resuelve acertadamente los problemas por inundaciones. Es una estructura liviana de madera sobre pilotes con zapatas en concreto y uniones metálicas que permiten una fácil construcción y el cambio de componentes. El espacio bajo la plataforma de piso se puede utilizar en tiempo seco. Recoge las aguas lluvias y las utiliza para el baño y cocina.
Propone un sistema de alarma para inundaciones.
El modulo básico de vivienda funciona en agrupaciones lineales y puede ser objeto de desarrollo progresivo.
En ambos casos se recomienda para la ejecución un estudio más detallado del proceso de desarrollo progresivo.

ABB
Pontificia Universidad Javeriana.
Estudiantes:
Andrea Rojas, Sonia Jorge, Mauricio Pieschacón, Camila Gnecco, Andrés fajardo, Camilo Flechas, Verónica Chaparro.
Profesores: Arqs. Alejandra Estrada, Mercedes Miglianelli, Cesar Rodríguez, Eduardo Restrepo, Jorge Jaramillo, Hernando Carvajalino, Jorge Gutiérrez.

Propone un sistema de canales conectados con la ciénaga como interpretación de las características ambientales locales. Propone un buen manejo de la viabilidad y usos productivos, con vivienda, piscícola, y comercial y un sistema de equipamientos y espacios públicos. Los canales organizan y articulan el proyecto.

Las agrupaciones de vivienda se definen en torno a usos productivos diferenciados, piscicultura, agricultura urbana y comercio. Los equipamientos y las actividades comerciales se concentran sobre ejes peatonales. Plantea un sistema de recolección de agua pluvial por manzanas con tanques elevados de reserva. Reutiliza las aguas grises en las actividades productivas. Tiene un sistema de ciclorutas.
Un buen manejo bioclimático tanto en la organización espacial como en la vivienda urbana y rural.

La vivienda urbana es apareada con un modelo progresivo que recrea elementos de la cultura local y proporciona un núcleo básico que se desarrolla en etapas posteriores. Propone agrupaciones de vivienda con áreas comunes de servicios. Los materiales son apropiados: mampostería de bloques de cemento y ventanas puertas de madera. Tres tipos de vivienda que pueden ser combinados en la misma manzana.

La vivienda rural propone una agrupación interesante y un desarrollo progresivo con un excelente manejo bioclimático y la utilización de materiales locales (madera y esterillas). Elevada la vivienda sobre pilotes se mitiga el riesgo de inundaciones. Emplea otras tecnologías apropiadas como panel de energía solar, baño seco y recolección de agua lluvia. El modelo de agrupación puede ser aplicado en ciénegas y ríos.

Se recomienda para la ejecución del proyecto de San Marcos estudiar la viabilidad de los canales, ya que se encuentran a una altura de 10 metros sobre el nivel de la ciénega y en época seca pueden ser fuente contaminación y enfermedades.
La estructura del techo en madera en la vivienda urbana y rural puede ser simplificada o reemplazada por sistemas más económicos. Se sugiere acotar las dimensiones de los espacios en la vivienda rural.
Las estanques de producción piscícola pueden ser más económicos empleando los sistemas locales actuales como mallas plásticas resistentes al sol y al agua.

TERCER PREMIO
JAI
Universidad Católica Popular del Risaralda.
Estudiantes Arquitectura:
Victor Daniel Cardona A., Irving Galvis Salazar, Andres Felipe Londoño, Alejandro Rivera.
Estudiantes Diseño Industrial: Catalina Cruz Montoya.
Profesor Responsable: Carlos Eduardo Rincon Gonzalez
Profesores: Arq. Patricia Gutiérrez, Arq. Alejandro Carvajal Escobar, Ing. Patricia Morales Ledesma.

Logra una propuesta urbana de buena calidad que integra agrupaciones de vivienda que permiten la agricultura y cría de animales en cada unidad. Define un sistema de manejo ambiental adecuado a las condiciones naturales. Las aguas residuales domésticas se tratan mediante pozos sépticos y humedales artificiales integrados a zonas públicas. Las manzanas definen muy claramente una tipología urbana.

La solución de vivienda urbana se desarrolla en dos etapas de fácil aceptación cultural. Es compacta y bien resuelta en lo técnico-estructural (mampostería estructural). Ofrece tres tipos de vivienda de desarrollo progresivo.
La vivienda rural se resuelve con el mismo esquema disminuyendo la vulnerabilidad a inundaciones. Propone un sistema constructivo de madera con elementos dobles apernados. La cubierta es de hoja de palma. Esta tecnología permite la participación de la mano de obra de la comunidad en la construcción por utilizar materiales muy conocidos por la gente.
Es el único proyecto que hizo un estudio del déficit de vivienda y de la tipología local y que tiene en cuenta la accesibilidad de la población discapacitada.
Se recomienda precisar el desarrollo progresivo y reemplazar la escalera de madera del acceso por materiales resistentes al agua.

MENCIONES
KVT
Pontificia Universidad Javeriana.
Estudiantes:
Camilo González, Juliana Vélez, John Salcedo, Manolo Rojas, Paula Galeano, Camilo Ruiz.
Profesores: Arqs. Alejandra Estrada, Mercedes Miglianelli, Cesar Rodríguez, Eduardo Restrepo, Jorge Jaramillo, Hernando Carvajalino, Jorge Gutiérrez.

La propuesta urbana y de vivienda está bien lograda, incorpora elementos de la región y ofrece un manejo adecuado de los aspectos bioclimáticos. Propone como materiales alternativos los bloques de eco-cemento con cascarilla de arroz (producida localmente y actualmente exportada al interior del país). Los bloques de eco-cemento se pueden fabricar en el sitio con mano de obra local.
La agrupación de vivienda urbana y rural están particularmente bien logradas.

POR
Universidad Católica de Colombia.
Estudiantes:
Javier Mauricio Riaño, Misael Rodríguez Camargo, Santiago Cabra, Andrés Felipe Ramírez Páez, Doly Coy, Adriana Carolina Salazar, María Fernanda López, Juliana Murcia. Profesores: Arqs. Luis Alvaro Flórez Millán, Jesús Alberto Mejía, Carlos Gilberto Castillo R., Jesús Guillermo Díaz, Cesar Jiménez Vargas, Patricia García Ureña, José Miguel Pérez, Carlos Castaño.


Por la propuesta urbana y ambiental. Es la única que logro presentar un presupuesto completo económico y realista.

MIV
Universidad Pontificia Bolivariana – Medellín-
Estudiantes:
Erica Matinez, Juan Pablo Giraldo M., Santiago Cadavid A. ,Verónica Betancur J., Ana Ortiz, Jorge Andrés Flórez.
Profesores: Arqs. Camilo Restrepo Ochoa, Miguel Mesa, Camilo Restrepo.
Asesores: Ing. Químico Carlos Cadavid.; Arq. Alejandro Restrepo,; Ing. Mecánica Lilian Posada.;, Sociólogo Bayron Galeano.; Bióloga Jenny Leal Flórez.

Por el desarrollo completo y detallado de las tecnologías apropiadas tanto de construcción como de saneamiento y suministro de agua potable. Es un proyecto diferente de todas las propuestas, muy innovador que cumple con los requisitos ambientales del programa del concurso. Es un enfoque integral de los aspectos bioclimáticos.

DHJ
Universidad de Los Andes.
Estudiantes:
Juan Ortiz López, Carlos Martínez, Carlos Balén, Analía Falquez, Diego Bermúdez, Andrés Hernández, Steven Guberek.
Arquitecto Responsable: Mauricio Pinilla Acevedo.
Profesores: Fernando de la Carrera, Enrique Ramírez, Mauricio Pinilla.

Por el conjunto hidrosanitario particularmente logrado.

ACC
Universidad la gran Colombia - Bogotá-
Estudiantes: Raúl Méndez Torres, Leidy Andrea Moreno Ladino, Jorge Andrés Herrera, Adriana Guzman.
Arquitecto Responsable: Arq. Fabio Enrique Forero Suarez.
Profesores: Arq. Mauricio Téllez Vera., Jaime Dorado García.

Por el conjunto de vivienda rural particularmente logrado.

Copyright © 2011. REVISTA ESCALA. Todos los derechos reservados.Arriba